Sierra Club
Vea una versión de Internet en español.

 
Explore, disfrute y proteja el planeta

For English visit http://tinyurl.com/lnupm8

Contacto: Oliver Bernstein, 512.477.2152, Oliver.Bernstein@sierraclub.org

100 PLANTAS DE CARBÓN HAN DEJADO DE CONSTRUIRSE
El Movimiento Inicia un Cambio hacia Energía Limpia y Ahorra 400 millones de toneladas de CO2

Washington, DC: Los norteamericanos se pueden tomar hoy un respiro al anunciarse hoy la suspensión de la construcción de la planta energética de combustión de carbón de Intermountain Power, la instalación número 100 que deja de construirse en el país desde el principio de la década. En su lugar, se ha iniciado un conjunto de soluciones que incluye la eficacia energética, y las energías solar, eólica y geotérmica para cumplir con las necesidades energéticas del país. El año pasado, el 42% de la energía producida por nuevas fuentes vino de las turbinas de viento, y por primera vez, la industria eólica creó más empleos que la de carbón.

Al surgir una semana después que el Alcalde de Los Angeles, Antonio Villarraigosa, anunciara que su ciudad dejará de usar energía procedente del carbón para el año 2020 y en el mismo día en que Basin Electric Power en Dakota del Sur anunció la suspensión de la construcción de una nueva planta de carbón, la decisión de Intermountain Power marca un hito en el cambio hacia la energía limpia.

"Estamos presenciando una extraordinaria transformación hacia un futuro más limpio, más saludable, más seguro", dijo Bruce Nilles, Director de la Campaña Más Allá del Carbón del Sierra Club. "Al principio de la fiebre del carbón en 2001, parecía inevitable que se construyeran hasta 150 nuevas plantas de carbón. Desde entonces hemos visto un cambio increíble en cómo la gente, las empresas y los gobiernos --como el de Los Angeles-- piensan sobre energía y cómo se esfuerzan por usarla de manera más limpia y eficiente. El carbón ya no es una opción inteligente ni económica. Ahora podemos crear empleos y electricidad por medio de tecnología de energía limpia generada en Estados Unidos".

Durante los últimos seis años, el Sierra Club y sus aliados han realizado una intensa campaña para descubrir los sucios secretos de la industria carbonera. Una tremenda presión de base, el encarecimiento de esta fuente y las venideras regulaciones del carbón a nivel federal han contribuido a la condena de las 100 plantas generadoras. Los activistas de la Campaña Más Allá del Carbón del Sierra Club trabajaron en casi todos los estados para combatir las propuestas de construcción de plantas de carbón, presentándose en audiencias públicas, celebrando protestas y reuniéndose con funcionarios públicos locales para favorecer opciones energéticas más limpias y baratas.

"Yo participé en la primera victoria del Sierra Club, contra todo pronóstico y con la participación de sólo un puñado de voluntarios que creían en la lucha contra la planta. Ahora, sólo un par de años más tarde, hay miles de voluntarios que están ayudando a derrotar la construcción de plantas contaminadoras de combustión de carbón. Estamos presenciando un movimiento", dijo Verena Owen, directora voluntaria de la Campaña Más Allá del Carbón.

Este movimiento ha evitado la emisión de más de 400 millones de toneladas anuales de carbono a la atmósfera, una significativa contribución a la lucha contra el calentamiento global. Evitando la construcción de 100 plantas de carbón también ha impedido las emisiones de miles de toneladas de hollín, el cual provoca ataques de asma, y smog, al igual que toxinas como el mercurio.

Al tiempo que se calma esta fiebre del carbón en muchos estados, el Sierra Club está trabajando para reemplazar las ineficaces y sucias plantas de carbón con opciones energéticas más limpias que crean más empleos.

"Detener la construcción de cientos de plantas de carbón es un enorme hito en nuestro batallar contra el calentamiento global, pero la industria carbonera sigue empeñada en construir docenas de nuevas instalaciones en lugares como Michigan y Kansas, y en inyectar dinero en glamorosas campañas publicitarias y de cabildeo", dijo Nilles. "Mientras celebramos este logro asombroso, tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para detener la construcción de nuevas plantas y reemplazar las existentes con alternativas de energía limpia".

###




Sierra Club | 85 Second St., San Francisco, CA 94105 | Cambiar el Tipo de Medios | Contáctese con Nosotros | Visite la Sala de Prensa

Actualizar mi Perfil | Gestionar mis Preferencias de Email | Actualizar mis Favoritos | Darse de Baja